Racing Club, El Primer Grande – GLADIADORES DEL FÚTBOL

Racing Club, El Primer Grande

En su aniversario 118° desde su creación, no podíamos pasar de largo sin escribir sobre esta gloriosa institución, llamada Racing Club. Nació en la ciudad de Avellaneda, sitio ubicado en Buenos Aires. Sus colores “Celeste y Blanco” representan a la bandera de la República Argentina. Es conocido como “El Primer Grande” ya que fue el primer club argentino en salir campeón del mundo, algo que desarrollaremos más adelante. Su estadio, el Cilindro de Avellaneda, está ubicado en la calle Pasaje Mozart y Corbatta y actualmente, cuenta con una capacidad máxima de 51.389 personas (4° más grande del país), aunque sorprendentemente, al principio llegó a albergar a ¡120.000 personas! algo que en las futuras remodelaciones, fue disminuyendo.

El primer estadio de Racing (1939)

 

LA PRIMERA CAMISETA:

Fue utilizada en 1904, para reducir costos solo llevó el color el color blanco. Pero luego de una asamblea, esto cambió. Decidieron que la camiseta debía tener colores más llamativos, y así fue alternando con diferentes tonos. Pasó de amarillo y negro a celeste y salmón y por último a azul y blanco. En 1910, Pedro Werner volvió a proponer otra asamblea y aquí se decidieron los colores finales: celeste y blanco.

 

Primera camiseta (1910)

LA ACADEMIA:

Uno de los apodos o sobrenombres de este club es “La Academia”. Esto se debe a que en 1913, Racing tuvo una seguidilla de títulos prácticamente imparable. Ganaron siete campenatos consecutivos del fútbol argentino, entre los años 1913 y 1919, un récord que hasta el día de hoy se mantiene. Los años de gloria continuaron, y entre 1921 y 1925, casi repiten la hazaña ganando cuatro títulos, el último de ellos, de forma invicta. Debido a la gran cantidad de trofeos logrados en los años mencionados, Racing Club se ganó el calificativo popular de La Academia del Fútbol.

La Academia celebrando el “Trofeo de Campeones” (2019)

CAMPEÓN DE AMÉRICA (1967):

Los títulos del conjunto de Avellaneda son muchos, y todo futbolero e hincha de Racing sabe cuáles son, pero hablaremos de dos de ellos que pusieron al equipo argentino en lo más alto del mundo. La Copa Libertadores, organizada por la CONMEBOL, reunió a 19 equipos de 10 países de Sudamérica. Los mejores de cada país estaban presentes. Aquel formato se dividía en dos fases de grupos y los dos mejores llegaban a la final.

Racing compartió grupo con su compatriota River Plate, Santa Fe, Independiente Medellín, Bolívar y 31 de Octubre. La Academia arrasó en la primera fase, terminando como líder del grupo con 22 puntos (8V-1E-1D). Este resultado lo llevó a disputar la segunda fase del torneo, esta vez, compartiendo el Grupo A con Universitario, nuevamente con River y Colo Colo. Racing volvió a terminar primero de su clase, pero en esta ocasión, con liderazgo compartido. El equipo de Perú (Universitario) igualó en puntos al equipo argentino, ambos con 9, tuvieron que jugar un partido de desempate en Santiago de Chile. El de 18 de julio, los argentinos vencieron 2-1 a los peruanos y avanzaron a la gran final del certamen.

Allí esperaba Nacional de Uruguay, un equipo sólido y temido en Sudamérica. Ya con rodaje en esta competencia, los uruguayos habían conseguido el subcampeonato de esta copa en 1964. Como era de costumbre, hasta 2018, las finales de la Copa Libertadores eran de ida y vuelta. El primer choque fue en Argentina, partido que terminó en un aburrido 0-0. El segundo grande, fue en el Estadio Centenario, Montevideo, dónde también igualaron a 0. El 29 de agosto, el partido de desempate se trasladó a terreno neutral, nuevamente en un campo conocido, Santiago de Chile. Gracias a los goles de João Cardoso (1-0) a los 14′ y Norberto Raffo (2-0) a los 43′, el equipo celeste y blanco se coronó como el mejor equipo de América por primera vez en su historia. El mencionado Raffo, fue figura del torneo gracias a sus 13 goles, que lo posicionaron como el goleador de la Copa.

Racing Club campeón de la Libertadores en tierras chilenas (1967)

CAMPEÓN DEL MUNDO (1967):

El título de la Copa Libertadores llevó a Racing a disputar la Copa Intercontinental, título que se disputaban entre el campeón de América y el campeón de Europa, para determinar quién sería el mejor del mundo. Celtic de Escocia, que venía de ser campeón de la Copa de Campeones de Europa, era el anfitrión de la primera final, que también se definía con el formato de ida y vuelta. El 18 de octubre de 1967, en el Hampden Park de Glasgow, con la presencia de 83.437 espectadores, el local sacó ventaja en el primer partido por 1-0, gracias a un tanto de Billy Mcneill.

Al principio hablábamos de la histórica suma de hinchas que reunió el Cilindro de Avellaneda, y sí, sucedió en este partido. El 1 de noviembre de 1967, el Cilindro de Avellaneda recibió a 120.000 personas en el estadio y presenciaron la remontada 2-1 con goles de Norberto Raffo, figura en la Libertadores y Juan Carlos Cárdenas. Guarden el último nombre.

120.000 almas en el Cilindro de Avellaneda presenciaron el 2-1

El global final de 2-2, obligaba a que el título del mundo se llevará a un partido de desempate. Luego de disputas por dónde se tenía que jugar, se dictaminó que el duelo decisivo se juegue en Uruguay. El 4 de noviembre de 1967, el Estadio Centenario recibió a 65.172 hinchas, en un partido al que se le denominó como la “Batalla de Montevideo”. Muchos aseguran que este encuentro fue el peor de toda la serie. Juego brusco, poco fútbol y muchas patadas. Tan así que hubo un total de cinco expulsados. Tres de Celtic y dos de Racing abandonaronqz el campo de juego luego de recibir la tarjeta roja.

El marcador se abrió en el segundo tiempo, más precisamente a los 56′ desde los pies de Juan Carlos Cárdenas, ¿no olvidaron su nombre, cierto?. El Chango convirtió el tanto al que definió como “Hice el gol que todo chico sueña hacer, y encima sirvió para ganar el título”. Con 22 años, este jugador, que pasó a ser leyenda e ídolo del club hizo el único gol del partido. Golazo desde afuera del área, 1-0 y título para la Academia.

 

EL CLÁSICO DE AVELLANEDA:

Aunque muchos no lo sepan, los estadios de Racing e Independiente comparten casi el mismo territorio. Los planos dicen que ambos estadios están separados por 251 metros, lo que convierte a Avellaneda, en un barrio dividido por los colores.

Hace algunos meses, en 2020, el Gobierno promulgó la ley que declara a la ciudad de Avellaneda, en la provincia de Buenos Aires, como Capital Nacional del Fútbol.

Avellaneda, el barrio más futbolero del mundo

En esta sección no puede faltar la mención del segundo clásico más importante del país, detrás del Superclásico. La histórica rivalidad tuvo su primer encuentro el 12 de diciembre de 1915, partido que terminó 2-1 a favor del Rojo. Pero increíblemente, el tribunal de disciplina sancionó a Independiente por incluir mal a Victorio Cappelletti, jugador inhabilitado. El resultado fue anulado y la victoria fue para Racing por 3-0. ¡Qué manera de arrancar el clásico de Avellaneda!

La tapa del diario antes de que el tribunal cambie el resultado (1915)

Históricas victorias de la Academia ante el Rojo:

RACING 7-4 INDEPENIDENTE (1931)

Es recordado no solo por la goleada, sino también porque fue el primero en la era profesional. El 27 de septiembre, en el viejo Cilindro, tres de los siete goles fueron anotados por Vicente Del Giudici, quién fue elegido como la figura del partido.

El primer clásico del profesionalismo fue para Racing

RACING 2-1 INDEPENDIENTE (1988)

Cuando el partido estaba 1-1, Rúben Paz recibió la pelota casi en el área, dejó en el suelo a Pedro Monzón y definió al primer palo para la victoria de los locales. En medio de la locura, el jugador que anotó el gol, saltó las vallas de publicidad para ir a festejarlo con la gente en el alambrado.

 

RACING 2-1 INDEPENDIENTE (1992)

Este choque es histórico ya que fue el único clásico de Avellaneda que se jugó de manera internacional. Fue en los octavos de final de la Supercopa ya extinta de dicho año. Todas las emociones de esta atrapante serie fueron en el duelo de ida, donde la Academia logró llevarse la victoria tras ganar de manera muy polémica por 2-1, ya que Claudio García convertiría uno de los goles con la mano.

En la vuelta, igualaron en un pobre 0-0, resultado que le daría de todas maneras la clasificación a la Academia a los cuartos de final.

 

INDEPENDIENTE 0-2 RACING (2015)

La Copa Libertadores tenía guardado un cupo más para los equipos argentinos, pero solo uno podía ingresar al certamen. La Liguilla Pre-Libertadores de 2015 es recordada porque tuvo como protagonistas a Independiente y Racing. El partido de ida se jugó en el Libertadores de América, encuentro que ganaría la Academia gracias a un gol de Gustavo Bou y otro de Óscar Romero, que estaba lesionado. En la vuelta, Independiente casi sorprende, dando vuelta el marcador por 2-1, pero no la serie. El global 3-2 ubicaba a Racing Club en la Copa Libertadores de 2016.

Racing y una victoria que lo acercó a la Libertadores del 2016

RACING 1-0 INDEPENDIENTE (2020):

Llegamos al último de la lista y al último clásico disputado antes de que la pandemia de Coronavirus ataque al mundo. El 9 de febrero, se celebró el Racing vs Independiente en el Cilindro de Avellaneda. El partido se le complicó a la Academia cerca del final, cuándo su arquero, Gabriel Arias, fue expulsado al realizar una falta que quedó cara a cara con un jugador del equipo visitante. No conformes con eso, al inicio de la segunda mitad, Leonardo Sigali recibió la tarjeta roja tras un codazo a Leandro Fernández. Con dos jugadores menos, el equipo dirigido por Beccacece tenía más para perder que para ganar.

Pero el héroe de Racing aparecería a los 86′. Tras recibir un pase de Darío Cvitanich, Marcelo Díaz controló en el área, definió a colocar y puso el 1-0 final sobre Independiente. El gol explotó en cada rincón del estadio de la Academia. Un duelo que quedará en la historia porque con dos jugadores menos, el clásico se quedó a manos de Racing Club.

“Con dos menos”, una victoria histórica para la Academia

Ya conocemos el primer clásico jugado y el último hasta hoy. Se han visto las caras en 211 partidos de manera oficial. Con mucha comodidad, Independiente domina el historial entre ellos dos. Con una diferencia de 22 partidos, el Rojo ganó 83 clásicos, mientras que la Academia cuenta con 61 victorias. En total empataron 67 veces.

EL DÍA DEL HINCHA DE RACING:

Para muchos equipos, el día del hincha nació por un recuerdo lindo en la historia del club, pero para Racing Club no fue nada lindo, pero si imborrable. El 4 de marzo de 1999, Liliana Rippol anunció en una conferencia de prensa lo siguiente “Racing Club Asociación Civil ha dejado de existir”, una frase que impactó en todos los corazones de los hinchas de la Academia. Esto se debe a que en julio de 1998, el juez Enrique Gorostegui anunció que el club estaba en una quiebra irrecuperable y posteriormente, ordenaría la clausura del estadio y la liquidación de todos los bienes del club.

Días después, el 7 de marzo, Racing Club debía jugar un partido por la primera fecha del campeonato local ante Rosario Central. Aunque el partido ya estaba oficialmente suspendido, los hinchas de la Academia coparon el Cilindro y dejaron imágenes/vídeos que quedarán en la historia, no solo del club, sino que de todo el fútbol argentino. En total, contaron con más de 30.000 hinchas, que desbordaron las tribunas del estadio y provocó que muchos de ellos, ingresen al campo de juego.

Con mucha pasión y amor incondicional, los hinchas no abandonaron jamás y nunca se dejaron llevar por las decisiones judiciales en contra de su club. Dos días después del inolvidable gesto, la Cámara de Apelaciones aclaró que la liquidación de bienes seguía en pie, pero las instalaciones del club podían seguir abiertas mientras tanto.

Los problemas no acabaron allí, meses más tarde, el 11 de agosto de ese mismo año, la justicia ordenó que la sede de Villa del Parque fuera rematada, pero una vez más, los hinchas de Racing volvieron a aparecer. Miles de ellos se acercaron e impidieron el cierre de esta instalación. Muchos fueron arrestados, tras ser protagonistas de batallas campales con la policía.

La disputa duró casi 10 años, hubo un campeonato ganado de por medio y no fue hasta que en 2008, el club comunicará que la quiebra ya estaba levantada y el control del club volvía a ser de los socios. Desde el año 2009, la dirigencia oficializó que cada 7 de marzo, se celebre el “Día del Hincha de Racing”. Esta fue una de las muestras de afecto de un hincha hacia su club más grandes de toda la historia del fútbol.

“A Racing lo salvó su gente” (1999)

ÍDOLOS DE LA INSTITUCIÓN:

Para cerrar la nota, no nos podíamos despedir sin conocer a los 10 máximos ídolos de Racing Club. En sus libros de historia, la Academia cuenta con un total de 101 ídolos desde su creación hasta la actualidad y describir la historia de cada uno de ellos podemos dejarlo para otra nota más extensa, pero hoy nombraremos a algunos de ellos, para que de esta manera, sepan un poquito más de este enorme e ícono club del fútbol argentino:

Racing Club y la pertenencia con sus ídolos (Foto: Racing)

1) Leandro Boloque (1903-1905)

2) Juan Nelusco Perinetti (1908-1920)

3) Alberto Ohaco (1908-1924)

4) Alberto Marcovecchio  (1912-1922)

5) Juan Hospital  (1912-1922)

6) Francisco Olazar (1913-1923)

7) Armando Reyes (1913-1923)

8) Marcos Croce (1917-1925)

9) Pedro Ochoa (1917-1931)

10) Natalio Perinetti (1917-1933)

Comentarios de Facebook

0