Liverpool vs Man. City: el diablo está en los detalles – GLADIADORES DEL FÚTBOL

Liverpool vs Man. City: el diablo está en los detalles

Tristeza roja en Anfield Road. Dura caída de Liverpool en casa ante Manchester City que, con este resultado se afianza en la primera posición de la Premier con 50 puntos, logrando 5 puntos de ventaja sobre su escolta, el United, y 10 puntos sobre el equipo de Klopp que lo ve desde la cuarta posición. ¿Crisis en la casa roja?

Vigesimotercera fecha de la Premier League en la que se enfrentaban el alicaído Liverpool de Jürgen Klopp, que, desde la sorpresiva caída contra el Burnley, ha perdido confianza y cedido ante contrincantes de “menor valía”. Por su parte, el encopetado City orientado por Guardiola llegaba con una racha de 13 partidos ganando al hilo por todas las competencias y 20 partidos sin conocer la derrota. Duro examen para los ‘reds’ que necesitaban sumar de manera urgente.

A pesar de las recientes incorporaciones de los defensores centrales, el inglés Ben Davies y el turco Ozan Kabak, el orientador alemán del Liverpool se la volvió a jugar por la improvisación en esa posición, ubicando hombres de su entera confianza. 

 

Por su parte, el técnico español, Josep Guardiola, se decidió por un once más conservador y con nombres con los que viene compitiendo a menudo.

Primer tiempo: análisis y defensa en exceso.

Inicia el partido. El central de la contienda, Michael Oliver, pita e inician las emociones del partido más atractivo de la jornada 23. El City encargado de iniciar el juego se encontró ante un Liverpool bien parado en zona media dificultándole el avance hacia la cabaña custodiada por el brasileño Allison Becker, arquero de confianza en el esquema de Klopp que hoy se convertiría en el villano de la jornada.

Durante la primera parte el partido se concentró en un constante devenir defensivo en el que ambas escuadras intentaron permear el esquema defensivo contrario usando sus herramientas predilectas, posesión y ruptura rápida en el caso del visitante, transiciones rápidas y apertura de bandas en el caso de los dueños de casa. Sin embargo, un partido en el que ambos se conocen tan bien, mostró la dificultad de ambos para vencer positivamente el esquema dispuesto por el rival.

El español Thiago Alcantara nuevamente fue inicialista en el cuadro ‘Red

A pesar de esas dificultades, cada bando intentó de manera constante sorprender a su contrario y ofrecer emociones al fondo de la red. Bastaron casi 13 minutos del encuentro para que el Liverpool por medio de una de sus herramientas habituales, apertura de sus laterales y centro al área, esta vez en los pies del lateral izquierdo Robertson, incomodara el arco defendido por el también brasileño Ederson Moraes. Con el pasar del primer tiempo la pelota viajó de un lado a otro por cuenta del City, cosa que no es extraña, mientras el Liverpool se ubicó muy bien delante de la línea del balón, sin interrumpir de forma eficazmente juego, por lo que el equipo celeste reiteró sus ataques cerca del área de los ‘Reds’.

No parecía clara para ninguno de los dos la forma en la que podrían vencer el arco rival y abrir el marcador pues, los dispositivos defensivos parecían asumir el protagonismo en la fría noche de Liverpool. Solamente hasta el instante en que Starling, hoy extremo por izquierda del cuadro dirigido por Guardiola, decidió lanzarse en una expedición individual, se vislumbró el camino.

Corría el minuto 36 cuando el inglés, Raheem Sterling, se filtró al área rival entre tres defensores de Liverpool y obtuvo una pena máxima tras el toque de Fabinho dentro del área. Parecía que se rompía el cero y se abriría el marcador. El experimentado Ilkay Gündogan al cobro. Ubicó el balón, tomó una carrera corta y… El balón a la tribuna. El grito de gol continuó atorado en la garganta de miles de seguidores citizens. Lamento de Pep. Tranquilidad en gol. Tanteador en ceros.

El alemán de origen turco, Ilkay Gündogan, dilapidó lo que sería la apertura del marcador.

Posterior al penal errado por Gündogan, Liverpool pareció montarse en el partido y buscar la anotación que le permitiera retirarse a las duchas con la ventaja, sin embargo, sin claridad perdida con el paso de los minutos su intención se hizo cada vez más compleja.

Segundo tiempo: la redención del primer villano.

Con el inicio del segundo tiempo, otra de las actitudes habituales del Liverpool se hizo evidente: el alemán Jürgen Klopp decidió adelantar a su equipo y jugar con sus laterales más adelante ofreciéndole, tal vez, mayor compañía al tridente de ataque o mejores opciones en salida.

Sin embargo, la suerte estaba echada y serían los ‘citizens’ quienes abrirían el marcador por medio de Gündogan, a quien le bastó empujar el balón que cedió Allison al dar un rebote que quedó en el área chica. Minuto 49 del encuentro y ya Gündogan recibía su redención por el desperdicio de la primera parte.

Gündogan celebra su primera anotación de la noche. Foto tomada de www.mancity.com

Con el gol del alemán la paciencia se vistió de celeste. El City optó por no arriesgar la posesión ni el campo. Mientras que la duda y la impaciencia se vistieron de rojo y el caos se instaló en los delanteros del Liverpool que no fueron determinantes esta noche. Por el contrario, el ucraniano Oleksandr Zinchenko, de discreto primer tiempo, fue creciendo durante la segunda parte y ofreció los argumentos que lo ponen como lateral del equipo orientado por ‘Pep’, demostrando seguridad en el uno contra uno y saliendo avante ante los ataques rivales.

Empatamos y seguimos…

Liverpool no bajó los brazos y continuó buscando el gol que le permitiera regresar al empate y por medio de Jones, de discreto partido hoy, se asomó nuevamente ante la portería ciudadana. En una jugada que no representaba mayor peligro para la zaga del City, ingenuamente Ruben Días tomó del hombro a Salah, quien al sentir el contacto se dejó caer. El central Oliver no dudo en decretar la pena máxima. Una jugada alejada de la realidad que solucionaba los problemas del Liverpool y por el contrario, complicaba las intenciones del visitante. El egipcio al cobro. Con fortaleza dice: “así se cobra amigo” y puso el empate que redunda en tranquilidad momentánea para los de Anfield.

Con la anotación de esta noche el egipcio llega a 16 tantos y sigue liderando la tabla de artilleros de la Premier

Producto de la anotación del egipcio Mohamed Salah el partido empezó a ser de ida y vuelta, mostrando al City con mayor fuerza para hacerse con la victoria, y de la mano del hoy defensor central Fabinho, quien señaló la necesidad de poner centrales de oficio, las cosas se fueron facilitando para el equipo ciudadano.

Y ahora… ¿Quién podrá ayudarnos?

Amarilla para Fabinho y cobro libre muy cerca del área local. Stones, defensor central del City al ataque, logra tomar el balón y rematar ante la pasividad de Allison. Por fortuna, la anotación sería anulada por fuera de lugar. Susto para Liverpool que se durmió al defender el cobro y ya daba pistas del mal momento anímico de algunos de sus jugadores.

Solamente un par de minutos después de la anotación anulada al City, en una posesión del Liverpool que buscó apoyarse en su arquero de confianza Allison, aparecería la segunda anotación del visitante. Una jugada que exigía la tranquilidad y experiencia del cancerbero brasileño finalizaría del fondo de la red local tras dos entregas erradas del arquero. Foden, el chico maravilla, controló el balón y filtró un pase al centro del área chica para que llegará nuevamente Gündogan y empujara por segunda vez el balón. Segunda anotación para el alemán. Segundo gol para el City y se empezaba a bajar la persiana del partido.

Segundo grito de gol para Gündogan

El fútbol es un estado de ánimo dicen algunos y Allison Becker, el cerrojo del arco ‘Red’, así lo demostraría. El arquero que en otras oportunidades seria determinante con sus atajadas, hoy se convertiría en villano tras una segunda entrega errada, a pocos minutos de la primera. Esta vez los nombres rivales cambiaron y fue Bernardo Silva el que habilitó, tras la mala entrega del portero, a su compañero Sterling. Tercera anotación del cuadro dirigido por Josep Guardiola que arrojaría la poca tranquilidad que restaba de los dirigidos por Klopp.

Ha llegado mi turno

Después de la tercera anotación solamente quedaba que corrieran los minutos y el central decretara el final del partido, sin embargo, los planes del ‘chico maravilla’, Phil Foden, eran otros. Como lo ha venido demostrando es uno de los jugadores que cuentan con la confianza de su técnico y a pesar de que el día de hoy por disposición táctica parecía alejado estar lejos del arco, al minuto 83 obtuvo su premio. Producto de una gran carrera en solitario y ante la nula presión de los rivales, ubicó el balón para su pierna hábil y con un fortísimo remate dentro del área batió por cuarta vez en el partido a Allison. Premio a la persistencia individual.

 

Caras largas en el timonel ´Red’, en los jugadores y seguramente en toda la parcial ´red´ que no esperaban un golpe tan certero. Con la cuarta anotación del City la impotencia y desazón se apoderaron de los jugadores de Liverpool que solo esperaban el pitazo final.

Tercera derrota en línea para el Liverpool de Klopp en Anfield que, después de alcanzar 68 fechas de invicto, hoy ve como su fortaleza roja es completamente demolida. Dura caída para el cuadro de Klopp con lo que queda lejos de la fiesta por el campeonato. ¿Se acabó la luna de miel entre el alemán y el equipo inglés? ¿Deben despedirse los ‘Reds’ de la fiesta por el campeonato?

FICHA TÉCNICA

Estadio: Anfield  Road

Resultado: Liverpool 1  – 4 Manchester City

Anotadores:

Gündogan, 49´[Man. City]

Salah, 63´[Liverpool]

Gündogan, 73´[Man. City]

Sterling, 76´[Man. City]

Foden, 83´ [Man. City]

Árbitro: Michael Oliver (8.5)

Tarjetas

Amarillas: 

Liverpool: Alcántara, Fabinho.

Manchester City: Dias.

VAR: 8.0

Comentarios de Facebook

0