El Chelsea se hizo dueño de Londres – GLADIADORES DEL FÚTBOL

El Chelsea se hizo dueño de Londres

Por el cierre de la jornada 22 de la Premier League, el Tottenham cayó como local frente a un renovado Chelsea que pudo anotar gracias al penal de Jorginho.

Uno de los tantos Derby de Londres presentaba distintas expectativas en la previa más allá del andar irregular de los dos equipos. Ambos llegaban con 33 puntos, a cinco de la clasificación para alguna copa europea, y necesitaban el triunfo como golpe anímico para poder encarrilar el rumbo. Además, era la primera prueba de fuego para Thomas Tuchel, enfrentando a un equipo de nivel en su tercer partido.

De arranque el Chelsea avisó como iba a salir a jugar este partido. En la primera posesión César Azpilicueta envió un centro para Timo Werner cuyo cabezazo pasó relativamente cerca del arco defendido por Hugo Lloris. En los siguientes minutos siguió cargando el juego principalmente por derecha con el español, Reece James y Callum Odoi. El plan de Tuchel incluía, abrir bien la cancha y un constante desmarque de los jugadores que alcanzaban para dominar el partido pero, por el exceso de pases al pie y la falta de toques al vacío, no para crear situaciones de peligro.

Por su parte, el Tottenham esperaba su chance para aprovechar algún espacio y correr pero Carlos Vinicius no es Harry Kane, ni Tanguy Ndombélé tiene la misma capacidad de creación que Giovanni Lo Celso, por ejemplo. Por eso nunca le pudo terminar de sacar redito a ningún contraataque.

En este escenario la única forma de destrabar el partido era a través de un error individual o alguna pelota parada. Y, justamente, esta situación fue la que se dio al minuto 24, cuando Jorginho venció al arquero francés desde el punto penal y poner el 1-0 para los ‘blues’. El juez había decidido cobrar la pena máxima por un toque de Eric Dier sobre Werner en una jugada muy fina, en la que el VAR no intervino para cambiar el fallo.

El gol no cambió demasiado el transcurso del partido, los ‘Spurs’ no lograban hacerse del balón, en gran parte por el buen trabajo defensivo sobre Pierre Hojbjerg quien no lograba gravitar en el juego. Parecía que la única forma de llegar al arco de Edouard Mendy era a través de un pelotazo largo o de una pelota parada. Thiago Silva fue víctima justamente por cortar un pase alto, que por la exigencia en el crucé le causó un tirón que no le permitió seguir jugando. Por su parte, Serge Aurier tuvo su chance de empatar el partido tras recibir un centro desde un tiro libre pero finalmente cabeceó desviado.

Para el comienzo del segundo tiempo no hubo muchos cambios. José Mourinho intentó hacer reaccionar a sus dirigidos y los mandó a adelantarse en la cancha, a presionar más arriba. Y, si bien logró disputarle un poco la posesión, no encontraba juego colectivo para generar peligro e incluso, al dejar más campo abierto por detrás, pasó algún susto. Mason Mount recibió en la mitad de la cancha y pudo correr hasta el área rival y asistir a Werner que no pudo definir porque le robaron justo la pelota.

Luego de esa oportunidad, el Chelsea tuvo otras. Intentó a través de una volea de Marcos Alonso, un centro que no pudo conectar Christian Pulisic y una corrida de Mateo Kovacic que finalmente no definió bien. Sin demasiado peligro pero el visitante seguía siendo el que insinuaba.

Disputa de la pelota bajo la inncesante lluvia

A partir de los 70′  el partido debía cambiar de rumbo por los cambios hechos en ambos equipos. Mou decidió por Érik Lamela y Lucas Moura mientras que Tuchel respondió con N´Golo Kanté. El local que lo perdía lo salía a buscar mientras que el visitante intentaba cuidar el resultado. Y efectivamente el partido se rompió.

Mount le permitió lucirse nuevamente a Lloris con una atajada sobre un remate cruzado tras un enganche dentro del área. Para los ‘Spurs’ fue Lamela quien contestó con un remate de zurda tras una buena diagonal de derecha a izquierda. Hubo momentos en el que los ‘blues’ intentaron mantener el buen rendimiento pero el embate del local fue insostenible. Intentó con Lucas de afuera, Vinicius de cabeza y hasta el mismo Dier tuvo su chance de redimirse pero finalmente sin éxito. La pelota no quiso entrar y el 1-0 fue definitivo.

Los siguientes compromisos verán al Tottenham enfrentando al West Bromwich mientras que el Chelsea será visitante del Sheffield United.

Ficha del partido:

Ciudad: Londres

Estadio: Tottenham Hotspur Stadium

Árbitro: Andre Marriner

Formaciones:

Comentarios de Facebook

0