El culé es mejor en casa – GLADIADORES DEL FÚTBOL

El culé es mejor en casa

El FC Barcelona debutó en el Camp Nou en este año, empañado por la derrota en la Supercopa y por los rumores de despilfarro en el contrato de Messi, junto a la inminente salida del argentino a final de temporada. De todas formas, la casa se respeta y eso hizo el club catalán despachando, con algo de sufrimiento, pero con autoridad, al Athletic Club de Bilbao por 2 goles a 1, aprovechando el tropiezo del Real Madrid, para encaramarse segundo en la tabla de posiciones e intentar pelear La Liga que tiene al Atlético de Madrid en la cima.

Antes del pito inicial se dio homenaje, en un minuto de silencio, a Justo Tejada quien fue figura del partido de inauguración del Camp Nou y que su espíritu trasciende hasta el día de hoy, no solo por el partido en casa ganado por el conjunto culé sino que la electricidad y categoría que exhibió Tejada por la banda derecha y que fue calcada por los blaugranas el día de hoy. A los 2′ Messi remató al pecho de Unai Simón cuando Griezmann dejó, por derecha, un pase preciso para el argentino. El mismo Simón volvió a salvar a su equipo cuando Messi asistió a Griezmann y el francés remató al medio del arco, a los 6 minutos.

El peligro de los locales seguía siendo insistente cuando llegaba Dembelé por la banda derecha, a los 13′ logró que un rebote termine en los pies de Pjianic que remató mal y Messi trató de componer con el pecho pero el balón se fue sobre el horizontal.

Una jugada que empezó por la derecha, en la que Messi quiso cambiar de frente para Jordi Alba, hizo que Unai Vencedor cometa falta sobre el crack argentino, en el borde del área, dando como resultado un tiro libre perfecto a la escuadra derecha del arco de Simón en donde se había parado Yeray, pero que no pudo contener el colocado tiro firmado por Lionel Messi, con la calidad que lo caracteriza cuando quiere hacer las cosas a la perfección y s u gol número 650.

Momento en el que la pelota lanzada por Messi entra en la escuadra del arco de Unai Simón

Después del primer tanto, justo en al mitad del primer tiempo el Barca evidenció la superioridad que tuvo en esa etapa. La ausencia de Sergio Busquets hizo que el once inicial tenga a Pjianic como titular pero no en la posición del canterano, sino en lugar de De Jong que fue quien suplió el desgaste y la organización que suele tener Sergio y exigió a Pedri en labores defensivas, tarea que pudo sostener bien a lo largo del encuentro y sin desentonar.

Pjianic fue el encargado de llegar al área y de acompañar a los ofensivos, labor que suele realizar el holandés y que el bosnio suplió en desgaste e inteligencia, más no en dinámica de juego. A pesar de ello, el Barca dominó las acciones en el primer tiempo, tanto que a los 23′ recién llegó Yuri con un tiro de media distancia y las búsquedas de Muniain a Williams fueron bien contenidas por Umtiti y Araujo, los dos centrales de buen partido; incluso el uruguayo tuvo una oportunidad de gol, por la mentada banda derecha, al igual que Dembelé, antes de que finalizara la mitad del partido.

Dembelé se transformó en el jugador más desequilibrante del cuadro culé

El segundo tiempo fue diferente a la primera parte, casi en su totalidad. Yuri y los vascos empezaron a medir a Messi, con faltas y no permitieron que las ganas del argentino trascendieran en el juego colectivo del Barca, después de ver una buena apilada de rivales a los 47′ que culminó con un tiro de Griezmann, salvado por Simón. La respuesta, a los 48′ del equipo vasco fue un centro de García, al que apretó De Marcos y Jordi Alba terminó metiendo el balón en propia puerta.

Ter Stegen mira como entra el balón en el empate del Athletic Club

El Barca, necesitado del triunfo y con la premisa de aprovechar el desmadre del Madrid se fue al frente y Dembelé se mostró como el jugador mas incisivo del cuadro local. A los 53′, Umtiti cabeceó un centro de Messi, y Simón salvó. A los 57′ Pjianic, también cabeceó un centro de Griezmann y Unai Simón volvió a salvar. En una variante en el ataque, Dembelé empezó a ganar la banda izquierda y centró, a los 58′, pero Griezmann cabeceó desviado.

El partido empezó a caer en una digresión porque el Barca se confundía, pero el Athletic Club no aprovechó eso y no fue tan incisivo ni presionó como suele hacerlo. Así, a los 68′ volvió a llegar Dembelé y Muniain se lanzó encima de él para contenerlo, pero el referee no dijo nada y a diferencia de otras ocasiones, el “Mosquito” buscó su revancha de orma inteligente y a los 73′ controló un balón para habilitar al improvisado lateral, Mingueza, quien cedió a Griezmann y puso las cosas en orden en la casa blaugrana.

El gol de Griezmann

En la parte final del partido, los vascos sorpresivamente no pudieron volver a llegar al área del cuadro local, solamente un tiro de Yeray que fue fácilmente rechazado por Ter Stegen y una nueva apilada de Messi, que habilitó a Jordi Alba, quien remató para que salve Simón. Fue lo más interesante del tramo final del encuentro que dejó al FC Barcelona a 10 puntos del líder y con la mitad de la temporada por jugar.

FICHA TÉCNICA

Estadio: Camp Nou, Barcelona, España.

Árbitro: Miguel Mateu Lahoz quien amonestó a Raúl García, Yeray y Ander Capa en el Athletic, y a Alba y De Jong en el Barcelona.

Resultado: FC Barcelona 2 (Messi 19´, Griezmann 73´) Athletic Club de Bilbao 1 (Alba, autogol 48´)

Alineaciones:

Por: Andrés Miño Martínez

@aemino

Comentarios de Facebook

0