El Poderoso a la semifinal – GLADIADORES DEL FÚTBOL

El Poderoso a la semifinal

Independiente Medellín se impuso de local 2-1 sobre el Junior de Barranquilla. El marcador lo abrió Miguel Ángel Borja a los 45, justo antes de que acabara la primera mitad. La dicha no le duraría mucho a los curramberos, pues Agustín Vuletich empataría el encuentro a los 52. Parecía que el juego se iba a los penales, pero a los 89 Leonardo Castro vacunó y selló el tiquete del “DIM” para la semifinal ante Quindío.

Se fijó la fecha en el calendario desde hace más de un mes. Todos sabían que el 13 de enero se presentarían tanto el Junior como Independiente Medellín en el Atanasio Girardot por los cuartos de la Copa Betplay. La única cuestión es que no sabían cómo llegarían, pues, el encuentro se disputaría durante la temporada de mercado de fichajes, y ambas escuadras estaban dispuestas a traer refuerzos de calidad que representaran una mejoría.

De los equipos mejor reforzados de todo el Fútbol Profesional Colombiano sin duda alguna se encuentra el ‘Poderoso de la Montaña’, un club que quedó prácticamente desarmado después de las masivas salidas post cuarentena. Soldados como Didier Moreno o Andrés Ricaurte, abandonaron filas y dejaron a merced de los rivales el destino que tomaría el equipo de Medellín durante la segunda mitad del 2020.

Para este nuevo año nombres de jerarquía firmaron y el ‘rojiazul’ 2.0 nació. Hombres como Hernán Darío Gómez, Matías Mier, Germán Gutiérrez y James Sánchez empezaron a escribir su historia en este histórico del balompié nacional. Estaba claro que nómina tenían, ahora estaban a la altura de poder disputar un torneo, pero ¿lograría ‘el Bolillo’ Gómez armar un equipo? Con todo lo que implica: Mentalidad colectiva, asociación, entre otros.

Hoy el DT de 64 años nos respondió esa pregunta en 90 minutos de partido, lo logró. Con un solo nueve de área, dos carrileros externos y un diez armó un equipo que entendía cual era su momento de atacar y lo aprovechaba. Encontramos a un DIM que replegaba nueve defensas cuando estaba sin balón y cinco atacantes cuando lo tenía. No podemos decir que encontramos a una escuadra superior al Junior, porque fácticamente no fue así, pero sí una mas inteligente, sin duda alguna.

El primer tanto fue visitante, una estupenda acción individual de Freddy Hinestroza que lo llevó hasta la última línea del campo y desde ahí con esa zurda prodigiosa centró el balón. Seguramente Borja gritaba como los niños de Tierra Alta en los festivales repletos de tierra: “A los dijes, mírame”, y ahí, justo a donde estaba él, aterrizó el balón. Con un cabezazo seco el 9 tiburón la mandó a guardar, mostrando la primera -y única- carta que tenía el Junior en la noche.

Con el resultado en contra se iban los dirigidos por Gómez al camerino. Una primera mitad controlada por los barranquilleros, que cuando querían tomaban la pelota y dejaban jugar al rival, un equipo que tuvo una primera mitad ordenada y no permitía pensar a los locales. Tanto así que la banda de Gutiérrez-Pineda no pesó para nada en esos 45, Reina solía asociarse por derecha y buscaba los espacios a la espalda de Pajoy y Piedrahita.

En la segunda mitad la historia fue muy distinta, a los ocho minutos en una acción individual, Gutiérrez, el lateral barranquillero eludió a cuatro jugadores rojiblancos y en una grandiosa acción hizo un pase aéreo a Vuletich, contrario a lo que todo el mundo pensó, el balón fue directo al poste derecho del arquero y se consumó el empate. No habían pasado los primeros 10 y el DIM ya sacaba las garras.

Algo nuevo se le vio al equipo de Amaranto Perea, algo necesario y super útil para el precario fútbol nuestro: empezó a estructurar una defensa de tres centrales para ubicar a los laterales como nuevos volantes externos y establecer una dupla de 10 y dupla de centro delanteros. Es algo supremamente arriesgado, sobre todo para el fútbol defensivo que practican la mayoría de los equipos del FPC.

No es la primera vez que lo hace, con Leones la línea de 3 defensas se trabajaba todos los partidos, y de practicarse llevaría a Junior a ser un equipo equilibrado en ataque e inteligente en la defensa. No sabemos si fue premeditado, o poco trabajado, pero salió mal. A los 89 minutos de partido encontraron una fuga, un punto entre Ditta y Rosero que aprovechó Castro y asumiendo la capa de Killer sentenció el encuentro.

Muchas lecciones deja este partido, muchas enseñanzas, deja ver la importancia de dominar y liquidar a tiempo por un lado y por el otro a no rendirse así las condiciones no sean favorables. Ahora ‘el Poderoso’ se enfrentará con Quindío por las “semis” de la Copa. Desde 2010 un equipo de la B no llegaba hasta estas instancias, en aquella oportunidad lo hizo Itagüi Ditaires, habrá que esperar que sucede en esta ocasión.

FICHA TÉCNICA 

Estadio: Atanasio Girardot

Resultado: 2-1

Anotadores: Miguel Borja, Agustín Vuletich, Leonardo Castro

Tarjetas: Amarillas ➡️ Didier Moreno

Árbitro: Carlos Arturo Ortega Jaimes

Formaciones:

  1. DIM: Mosquera, Gutiérrez, Cadavid, Moreno, Arboleda, Loaiza, Pineda (Cuesta 61’), Sánchez, Reina, Harrys (Diaz 78’), Vuletich (Castro 71’)
  2. JUNIOR: Viera, Fuentes, Mera, Rosero, Viafara (Piedrahita 20’), Hinestroza (Valencia 75’), Ángel (Vásquez 75’), Moreno (Rodríguez 46’), Pajoy (Ditta 80’), Teófilo, Borja

Comentarios de Facebook

0