A la batalla partieron los 300 – GLADIADORES DEL FÚTBOL

A la batalla partieron los 300

Desde chiquito escuché contar a mi viejo las hazañas épicas que arrastra la historia hasta nuestros días. Los legados que dejaban personajes históricos que pasaban de ser mundanos para la narración y se convertían en un mito andante. Heródoto fue el gran historiador que nos puso al tanto de la batalla de las Termópilas y con ella sus 300 soldados. 300 espartanos que propusieron dar su vida por el valor de su pueblo. Hoy el gran Junior de Barranquilla me trajo esa historia a la cabeza. Un equipo que llegaba sin la mitad de sus hombres a afrontar lo que terminaría siendo, su última batalla.

13 jugadores aterrizaban en Coquimbo, un plantel que venía con once titulares y dos de reserva. Si, sin más recambio, sin arquero suplente, sin utilero, con el entrenador de arqueros dirigiendo el equipo, 13 jugadores se presentaron en el Estadio Municipal Francisco Sanchez Rumoroso. Es de público conocimiento que el Covid y la sanción de Larry Vásquez desarmaron el plantel, pero el valor de representar al pueblo currambero los tenía más unidos que nunca.

La muerte era solo una de las posibilidades, como en aquel desfiladero de las Termópilas, y cuando empezó a rodar el balón la incertidumbre nos abrazaba de forma especial. Junior era quien proponía, quien buscaba el espacio, la oportunidad, mientras que Coquimbo Unido esperaba el error, la contra, así como en Barranquilla. Hasta el final se quedaron con Leónidas, siguiendo sus instrucciones y  respetando su liderazgo, hasta el final se quedaron con Pazo, respetando sus decisiones y siguiendo sus lineamientos.

El primer golpe fue tempranero, lo sintieron todos en Chile. En un pase filtrado Cetré encaró al arquero y este último con los taches altos lo terminó barriendo. “Nada” exclamó el árbitro, y parecía que esa incertidumbre tomaba forma, se transformaba en incredulidad absoluta ante una falta tan evidente. El chequeo del VAR lo llamó y finalmente sancionó el penalti que facturaría Miguel Angel Borja; 1-0 al minuto 7 y la película recién comenzaba.

Los persas liderados por Jerjes Primero esperaron, sufrían muchas más bajas sin duda pero nunca lograron caer. Pasaban los minutos en Chile y Coquimbo Unido resistía, los piratas despejaban cualquier balón que tuviera intención de puerta, luchaban codo a codo contra el Junior que por juego de bandas siempre lograba llegar. El equipo de Juan José Ribera supo perfectamente pausar los tiempos y distraer al rival en los momentos de máxima tensión, demostrando una absoluta madurez dentro del campo. Así concluía el primer acto.

La segunda mitad estuvo mucho más movida. Por supuesto los ‘aurinegros’ veían la necesidad de Junior y jugaban con ella, aprovechaban los espacios y jugaban al contragolpe que nunca terminó en una acción clara de gol, pero sí resultaba efectiva para el desgaste físico del rival. Molían de a poco las bandas como se muele el café hasta que no queda un solo grano. Sin una sola solución emergente el equipo colombiano se fue apagando, hasta que no logró cruzar los tres cuartos de cancha, porque físicamente no pudo correr más al espacio.

Esporádicamente el equipo de “la arenosa” encontraba una que otra acción de gol, dos de las más claras terminaron en penaltis evidentes que ni el árbitro ni el VAR quisieron revisar, además de estas, Cetré hizo un gol excelso que sería anulado por un fuera de lugar de centímetros. Parece que el equipo de Amaranto Perea debe enviar a CONMEBOL el mismo mensaje que envió Simónides de Ceos a Esparta: “Caminante, ve y diles a todos que aquí yacemos por obedecer sus leyes”.

Al final sucedió lo esperado, Coquimbo Unido logró ganar el suficiente tiempo para evitar el segundo tanto del Junior de Barranquilla y las cosas en tablas -2 a 2- favorecían al local, pues sus dos goles fueron de visitante en territorio colombiano. Ganaron los persas, ganaron los chilenos, pero la historia contará la batalla épica de los 13 que fueron a pelearse la piel en Coquimbo, y recordarán todos como a la batalla fueron, como en su tiempo fueron los 300.

FICHA TÉCNICA 

Estadio: Estadio Municipal Francisco Sanchez Rumoroso

Resultado: Coquimbo Unido 0 – Junior 1

Anotadores: Miguel Angel Borja

Tarjetas: Amarillas: Cano, Sanchez, Aravena, González, Gutierrez, Mera,

Formaciones:

Coquimbo Unido: Cano, Osorio, Pereyra, González, Salas, Aravena, Manriquez, Gática, Abrigo, Vallejos, Farfán.

Junior: Viera, Hinestroza, Mera, Rosero, Viáfara, Sanchez, Moreno, Cetré, Gutierrez, Moreno, Borja.

Árbitro: Victor Carrillo.

Comentarios de Facebook

0