¡Victoria Diavola! Zlatan sigue sumando para su cuenta personal – GLADIADORES DEL FÚTBOL

¡Victoria Diavola! Zlatan sigue sumando para su cuenta personal

El partido que enfrentaba al Napoli con el AC Milán se desequilibró desde muy temprano, y bajo los pies de “Ibra” el visitante encontraría la victoria. El equipo del norte anotaría dos goles antes de encontrarse el descuento a título de Mertens que terminaría poniendo en duda la victoria. Sin embargo en el tiempo de adición Hauge ratificaría los tres puntos con su gol, que dejan al Milán primero de la tabla con veinte puntos y una diferencia de gol de +11.

Este domingo 22 de noviembre se presentaba en el San Paolo un juego apoteósico entre dos titanes del futbol ‘tano’. El equipo azul de Nápoles recibía a los gigantes del Norte, el AC Milán. Mucha expectativa se generó alrededor de este juego, primero porque por un lado si la victoria era local, el Napoli escalaba como sublíder de la tabla después del Sassuolo pero segundo y más importante, los ‘rayados’ tenían un arma secreta que la prensa catalogó como el nuevo Benjamín Button y que podía dar la sorpresa.

Algo que dejó perplejo al público amante del “Calcio” es el rendimiento del sueco Zlatan Ibrahimovic, con 39 años es titular en los ‘rossoneros’ y desde que arrancó la liga lleva diez goles en ocho partidos. Un caso impresionante, pues parece que entre más viejo se pone más rinde en la escuadra donde se encuentre. La prensa y los medios han dicho que es tal la influencia que tiene dentro y fuera del campo, que tenía al Milán como primero en la tabla. Hoy los partenopeos fueron una víctima más de este gran fenómeno.

El primer tanto del ‘león’ vendría a los veinte minutos de partido, en donde tras un centro perfecto de Theo Hernández por la izquierda, Zlatan anticipó el cabezazo defensivo de Koulibaly y tras un sostenido en el aire casi perfecto cabeceó a la mano izquierda del arquero, justo a la escuadra inferior del arco, haciendo efectivo el pressing constante del Milán y evocando al gran Martín Palermo como 9 de área neto.

A pesar de que el primer tiempo culminaba así, la pelea aún no terminaba, ese era solo el primer golpe de una combinación que dejaría liquidado al local, una lucha que dejaría parado solo a uno en la lona. El reloj marcaba el minuto 54 de partido, los diablos recuperaban un balón en la zona defensiva, y tras una contra por todo el lateral izquierdo -observado desde el arco de Donnarumma- el balón llegó a los pies de Rebic y este tras tres toques encontró al gigante de 1.95 dentro del área, y como un cuento que ya vimos, el estadio gritaría: “Dos a cero, dos de Zlatan”.

Era curioso ver el estilo de juego del Milán, Pioli había educado a su plantel para entender que ellos jugaban con un solo delantero y que tanto los laterales como los carrileros por fuera debían encontrarlo con el balón centrado. El balón de 10, en este caso de Calhanoglu, era distinto, no era encontrar al hombre, sino darle los pases al vacío abriendo espacios con la pelota en el suelo. Muchos decían que este estilo de juego ya era obsoleto, pues ahora la “moda” es el juego integral donde todos los jugadores atacan y defienden, y ese 9 referente en el área se había extinto. Bueno, Milán sigue primero y va por el título.

Nueve minutos después del segundo tanto visitante reaccionarían los napolitanos. En una mala salida de Kessié los azules recuperaron el balón y tras una secuencia de tres toques dentro del área la esférica llegó al centro delantero que logró amagar a un defensa sin tocar el balón al mejor estilo Pelé y con la diestra disparó al sector bajo izquierdo de la portería rival. Ya conocía el balón esa sección del arco porque fue el mismo lugar donde cuarenta minutos antes ‘Ibra’ había marcado el primer tanto.

Se emocionaban los de Pompeya porque como la fuerza de un volcán, parecía que emergería la remontada y los veinticinco minutos relativizaban el tiempo, pues parecía una eternidad para los que iban venciendo y un suspiro para los que necesitaban transformar el resultado.

Los minutos pasaron y la hazaña histórica nunca llegó. Rondaba el minuto noventa y el cartel del cuarto juez indicaba que se iban a jugar cinco minutos más. La delantera del Milán, que había entrado por Zlatan se encontraba en ¾, la protección del resultado era lo principal para los locales y el modus operandi era mucho más defensivo. Bennacer recuperó el balón un poco después de la mitad del campo y logró conectar la caprichosa con Hauge, que venía haciendo una carrera similar a la del Kentucky Derby. Este jugador como delantero izquierdo siguió corriendo hasta casi el punto penal y soltó un remate que rebotó en el portero Meret y tocó el travesaño por su parte inferior. 3-1 sentenciaba Hauge y el Napoli se convertía en una víctima más del gigante que da pasos hacia el título.

FICHA TÉCNICA 

I. Estadio: San Paolo.

II.Resultado: 1-3

III. Anotadores: Zlatan Ibrahimovic (2), Dries Mertens, Jens Hauge.

IV.  Tarjetas:

 – Amarillas: Bakayoko, Calabria, Rebic, Kessié, Mario Rui, Samu Castillejo.

 – Rojas: Bakayoko

V. Formaciones:

  1. Napoli: Meret, Mario Rui, Koulibaly, Manolas, Di Lorenzo, Bakayoko, Fabián Ruiz (Elmas 90’), Insigne, Politano (Petagna 69’), Lozano (Zielinski 56’), Mertens.
  2. AC Milán: Donnarumma, Theo Hernández, Romagnoli, Kjaer, Calabria, Bennacer, Kessié, Rebic (Hauge 73’), Calhanoglu (Krunic 87’), Saelemaekers (Castillejo 73’), Ibrahimovic (Lorenzo Colombo 79’)
  3. Arbitro: Paolo Caleri.

Comentarios de Facebook

0