¡Tablas en el MAPEI Stadium! ¿Se define la serie A?

Por la jornada 33 de la Serie A se enfrentaban dos equipos del norte de Italia: La Juventus de Turín y la Unione Sportiva Sassuolo Calcio. A priori un juego sin mucha atracción pues con seis puntos de diferencia sobre el Atalanta antes de jugar el encuentro, parecía que la ‘Vecchia Signora’ tenía el título en sus bolsillos, nada mas lejos de la realidad. El equipo verdi negro peleando por el cupo a competición internacional y por su primera racha de cinco partidos continuos sin perder por un lado y por el otro la escuadra de Turín queriendo asegurar el título.

Los primeros minutos fueron vibrantes, desde el inicio del encuentro, se notaba un equipo visitante arriesgado, buscando el gol registrando desde los dos minutos el primer remate de cabeza por parte del gran CR7. A diferencia de muchos otros partidos aquí la primera factura llegó supremamente rápido: A los cinco minutos de partido tras un tiro de esquina por parte de Pjanic, Danilo -que justamente hoy era el cumpleañero del equipo- englobaba en la cabeza del área la esférica y marcaba el primer tanto. Mucha emoción, llegaba a nueve la diferencia con el segundo en la tabla y hasta el momento no existía sorpresa alguna.

Siguió corriendo el tiempo y cuando el marcador mostraba los doce minutos un viejo conocido de la Juventus marcaba el segundo “tanto”, Gonzalo Higuain, jugador de odios y amores que completó siete goles a lo largo de la temporada. Se veía un panorama desolador para el local, probablemente una goleada. Sin embargo no fue así, poco a poco perdía el balón la ‘Vecchia Signora’ y con su clásico 4-3-3 empezaba a dejar espacios que aprovechaba el tridente medio ofensivo del Sassuolo. Desde el minuto 12 hasta el 27 los verdinegros reportaron 7 acciones de gol, pero no la enviaban al fondo, hasta dos minutos después que tras una acción de Caputo que protegió el balón en el área rival de cinco marcas, realizó un pase a Djuricic y este tras un tiro a lo Panenka mandó a guardar el descuento. 1-2 a los 29 minutos de juego.

Faltaban 15 minutos para que acabara la primera mitad de partido, y aunque las casas de apuestas no daban favorito al local, las estadísticas no mentían: 66% de posesión para el “tricolore”, mientras que la gran escuadra de los “cracks” tenía un 34% defendiendo con 10 jugadores cada pelota quieta y cada intensión de ataque rival. Así terminaba el primer tiempo, con grandes cambios y gran esperanza.

En el segundo tiempo se verían los mayores cambios. Tras un partido de ida y vuelta en los primeros cinco minutos, el muchacho de 25 años Doménico Berardi marcó un gol de pelota quieta que evocó la gran anotación de ‘Juanfer’ Quintero frente a Racing, un cobro desde el lado derecho de la cancha justo a la escuadra izquierda del arquero. Algo que nadie se esperaba estaba pasando, Sassuolo había igualado el encuentro. Por supuesto para todos, esta situación era supremamente similar a aquella, dos partidos antes, en el encuentro donde la “Juve” visitando Milán después de ir ganando 2-0 cayó 4-2 con una remontada épica del equipo Rossonero.

Eran los cinco minutos de oro en donde el local tenía oportunidades reales de remontar el marcador y tal cual se pensó, tres minutos después Caputo hacía el gol que dejaba al equipo local con los 3 puntos. Era una locura, nadie lo podía creer y por supuesto que Sarri imaginó la misma historia que en Milán, por eso tres minutos después del gol el DT de la Juventus realizó un doble cambio, un poco de gas para la delantera y para el medio ofensivo.

El cambio funcionó pues Dybala encontraba los espacios con el balón y Rabiot lograba la conducción en tres cuartos de cancha, De Zerbi tenía intenciones de proteger el balón y poco a poco fue bajando las líneas y jugando de forma defensiva, protegiendo el resultado. La Juve adelantaba líneas y en el minuto 64’ Alex Sandro daba la estocada final que dejaría en firme el 3-3, tras un tiro de esquina un fabuloso cabezazo al primer poste imposible de atajar para el guardameta local.

Después de esto se vivió otro partido en donde, si no fuera por el color de las “casacas” realmente sería imposible distinguir que equipo era el grande, una ida y vuelta constante de ambos equipos, con mucho cansancio, pero con ganas de llevarse los tres puntos, sin cortar el encuentro encontrando pases y buscando el espacio vacío. Un muy buen epílogo.

Al final repartieron puntos y a falta de cinco partidos la Juventus se posiciona a 7 puntos del Atalanta de Bérgamo y el Sassuolo que es octavo completa siete partidos seguidos sin conocer la derrota. En la próxima jornada el ‘Tri’ visitará al Cagliari mientras que el Bianconero será local ante la Lazio.

FICHA TÉCNICA 

Sassuolo: Consigli, Kiriakopoulos, Peluso, Chiriches (Marlon 75’), Muldur, Locatelli, Magnanelli (Bourabia 67’), Boga (Raspadori 86’), Djuricic (Junior Traore 67’), Berardi (Ferrari 86’), Caputo.

Juventus: Szczesny, Sandro, Chiellini (Rugani 46’), De Ligt, Danilo, Matuidi (Ramsey 81’), Pjanic (Rabiot 57’), Bentancur, Ronaldo, Higuaín (Dybala 57’), Bernardeschi (Costa 62’)

Goles: 3-3 (Juventus: Danilo, Higuain, Alex Sandro) (Djuricic, Berardi, Caputo)

Arbitro: Paolo Valeri, sacó amarilla a Magnanelli, Bernardeschi, Kyriakopoulos, Berardi, Ronaldo, Bonucci, Bourabia, Ramsey.

Resumen del partido:

Comentarios de Facebook

0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.