Tuvieron que pasar 30 años para que los fanáticos del Liverpool, lograran ver a su equipo campeón de la liga. Fueron tres décadas de ilusiones inconclusas, varias veces quedó a un pasito del título, pero este seguía siendo esquivo. Esta maldición terminó este 25 de junio, día en que el conjunto de Klopp se coronó campeón de la Premier League por primera vez.

Este trofeo se empezó a gestar allá por octubre del 2015, cuando Jurgen Klopp tomó el cargo de técnico del Liverpool. Para esas épocas el conjunto red tenía un rendimiento bastante irregular. No lograba asentarse en las primeras posiciones de la tabla, con excepción de la temporada 13/14. Con la llegada del DT alemán eso fue cambiando, obviamente no fue de un día para el otro, porque no es fácil construir un equipo ganador. Pero de a poco lo fue logrando, partido tras partido el plantel se hacía más competitivo y la firma de Klopp se afirmaba cada vez más.

En su primera temporada en el conjunto Red, los dirigidos por Klopp terminaron en la octava posición de la Premier. Pero en la UEFA Europa League lograron llegar a la final, donde el Liverpool cayó 3-1 contra el Sevilla. Al repasar esa edición se ve como el equipo de Klopp, terminó primero su grupo e invicto en esa fase. Luego eliminó al Augsburg por un global de 1-0. En octavos sacó al Manchester United tras derrotarlo por 3-1. En los cuartos eliminó al Borussia Dortmund, donde empataron 1-1 en Alemania. La vuelta se jugó en Anfield y en un partidazo el Liverpool se quedó con la clasificación tras imponerse 4-3 en el último suspiro. A la final, llegó tras vencer al Villarreal, donde si bien perdió en la ida por 1-0, en el partido de vuelta se impuso por 3-0 en Liverpool. La final se disputó en Basel, Suecia, si bien empezó ganando el encuentro, el Sevilla se lo dio vuelta y se terminó quedando con el título.

Dos años más tarde, los dirigidos por Klopp, estarían disputando la final de la UEFA Champions League. Lamentablemente el 2018 no fue el año donde levantaron la copa. Sin embargo esa derrota, por 3-1 frente al Real Madrid en Ucrania, es lo que terminaría de dar forma a este Liverpool. Luego de ese partido, el DT alemán se dio cuenta de los puestos que tenía que reforzar para lograr consagrarse campeón. La llegada de Alisson a Anfield, fue el refuerzo necesario para terminar de dar forma a un equipo que estaba muy aceitado.

Tras perder esa final de Champions, Klopp comentó:

“Dicen que la Champions fue un fracaso por perder la final. No puedo cambiar su opinión. Pudimos haberlo hecho mejor, pero el proceso fue brillante. En el fútbol y en cualquier área, si sólo se toma en cuenta el resultado y no el esfuerzo, entonces la vida es una mierda”.

Esta frase representa lo que es el fútbol hoy en día, la mayoría se guía en lo que gana un equipo y cuando se pierde una final se tilda a ese equipo de fracasado. Pero y todo lo que hizo para llegar a esa final ¿no cuenta?, No es fácil llegar a una final, no es fácil pelear los campeonatos hasta el final, sin embargo eso parece no importar y todo se reduce a si el equipo gana o no el título.

El esfuerzo y sacrificio que dio el Liverpool, daría sus frutos en la temporada 18/19. Donde no solo peleó la Premier, quedó segundo a un punto del City, sino que llegó, otra vez, a la final de la Champions. Los dirigidos por Klopp lograron acceder a la final, tras eliminar en semifinales al Barcelona en un partido que quedó en la historia. El Liverpool había perdido 3-0 en el Camp Nou y todo el mundo dio por liquidado ese partido… todos menos el conjunto red. La vuelta se disputó en Anfield un 7 de mayo del 2019, fecha en la que el Liverpool dio vuelta el resultado y se impuso 4-0 frente al Barcelona de Messi y compañía. Luego de esa remontada épica, el conjunto rojo se quedó con la orejona tras vencer por 2-0 al Tottenham en el Wanda Metropolitano.

Pero había un título más codiciado por el Liverpool y sus hinchas, un trofeo que se les hacía imposible conquistar desde hace 30 años. Con perseverancia, juego y esfuerzo, ese titulo llego y de qué manera… Al iniciar la temporada 19/20 en Inglaterra se esperaba un gran duelo entre los dirigidos por Klopp y el Manchester City de Guardiola para ver quién se quedaba con el trofeo. Sin embargo eso no pasó, mejor dicho el DT alemán y su plantel no dejó que eso sucediera. Desde la fecha 1, el equipo de Anfield decidió que la espera había sido suficiente y emprendió el camino para conquistar la Premier League. 31 jornadas más tarde ese objetivo fue cumplido y con creces.

El Liverpool se coronó con siete fechas de anticipación, siendo el campeón más anticipado de la Premier League, sacando 23 puntos al City. Por ahora ganó 28 partidos, empató 2 y solo perdió 1, si contamos la últimas dos temporadas sus números son increíbles en 69 encuentros ganó 58, empató 9 y cayó en 2 oportunidades. Cómo local se ve cómo hizo de Anfield una verdadera fortaleza, no cae ahí desde el 23 de abril del 2017, cuando perdió 2-1 frente al Crystal Palace.

En estos casi 5 años, Klopp logró devolver al Liverpool a la élite del fútbol. Jurgen agarró a un equipo que le costaba afirmarse, pero que gracias al trabajo, esfuerzo y el no rendirse, consiguió no solo ponerlo de pie sino que lo transformó en uno de los mejores equipos de la historia del fútbol. El Liverpool de Kloop es el claro ejemplo de que jamás hay que rendirse, y menos en el fútbol, de que en este deporte siempre hay una revancha. De que para ganar hay que perseverar.

Comentarios de Facebook

0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.