‘Guti’: pasado y presente

Al hablar de José María Gutierrez, ‘Guti’, a mí lo primero que siempre se me viene a la cabeza es aquel taconazo de lujo a Karim en Riazor en 2010. Aquel recurso ayudó a acabar con el maleficio de no poder salir con la victoria en territorio gallego después de 18 temporadas; una obra de arte que está en la mente del madridismo y que emociona recordarlo.

Debutó de la mano de Jorge Valdano un 2 de diciembre de 1995, con victoria por 4-1 al Sevilla, desde ese momento Guti empezó su andar en el primer equipo siendo al final 15 temporadas repartidas en 542 partidos  y 77 goles, hasta 2010. Incluso llegó a portar el brazalete de capitán y con un palmaré envidiable donde cuenta a lo largo de sus 15 años de blanco con 3 Copas de Europa, 2 Copas Intercontinentales, 1 Supercopa de Europa,  5 Ligas y 4 Supercopas de España.

Guti no era un habitual en el once inicial de los entrenadores, pero siempre respondía cuando salia de revulsivo. El “14” estaba dotado de un técnica exquisita y una visión de juego privilegiada, su posición natural siempre fue la de mediapunta, pero ante la magnitud de estrellas con las cuales estuvo rodeado debió adaptarse a varias posiciones y siempre cumpliendo con su deber cada vez que jugó con la camiseta merengue.

Desde mi punto de vista, la temporada 2000/2001 bajo el mando de Vicente del Bosque, fue la mejor que tuvo Guti durante su estancia en el Real Madrid, pues marcó 18 goles en la temporada, destacando los 14 que anotó en Liga; una situación que destapó su faceta goleadora.

Es importante resaltar de Guti su regularidad y constancia, todos sabemos que no es fácil mantenerse en un club con la presión que ejerce el Real Madrid, pero lo logró pese a que el club fichaba a estrellas que le cerraban el paso en cada temporada.

Luego de esas 15 temporadas vistiendo de blanco, lo vimos marcharse al Besiktas, allí su paso no fue el esperado, ya que en las dos temporadas disputó 40 partidos, anotó 12 goles, y unicamente consiguió la Copa de Turquía en 2011.

Ahora lo vemos en su rol de entrenador, donde se preparó y empezó a dar sus primeros pasos en los filiales del Real Madrid, donde consiguió el histórico triplete con el Juvenil A, tras conseguir ganar Liga, Copa de Campeones y Copa del Rey.

Ese éxito, lo catapultó para ser el segundo entrenador de Senol Günes en el Besiktas, pero rescindió su contrato a la temporada siguiente por cuestiones de impagos de salarios por parte del club turco. Regresó a España, fichó como entrenador del Almeria en la Liga Smartbank (Segunda División), y tiene al club Almeriense con opciones de ascenso a Primera División, espero que lo logre y siga desmostrando su gran capacidad de gestión con los jugadores.

Quiero resaltar cómo su madridismo quedó reflejado en esta frase:

Por encima de cualquier jugador, está el club, el equipo, y más en el caso de uno tan grande como el Real Madrid” sentenció en su momento Guti, y en la cual muchos madridistas creemos firmemente.

Por ultimo, solo me queda decir que quizá en algún futuro no muy lejano lo veamos sentando en el banquillo del club de sus amores; el REAL MADRID.

¡HALA MADRID Y NADA MÁS!

Comentarios de Facebook

0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.